Empoderamiento, aprendizaje profundo y knowmadismo: el cambio de paradigma en la adolescencia

Estándar

En el balcón, un instante
nos quedamos los dos solos.
Desde la dulce mañana
de aquel día, éramos novios.
—El paisaje soñoliento
dormía sus vagos tonos,
bajo el cielo gris y rosa
del crepúsculo de otoño.—
Le dije que iba a besarla;
bajó, serena, los ojos
y me ofreció sus mejillas,
como quien pierde un tesoro.
—Caían las hojas muertas,
en el jardín silencioso,
y en el aire erraba aún
un perfume de heliotropos.—

No se atrevía a mirarme;
le dije que éramos novios,
…y las lágrimas rodaron
de sus ojos melancólicos.

Juan Ramón Jiménez, “Adolescencia”

Si la educación está en una cierta crisis es por dos fenómenos: la propia crisis de la psicología ante un cambio de paradigma del concepto de “adolescencia”, y el imparable avance de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Pero debemos responder rápidamente ante estos nuevos desafíos, pues “los jóvenes son el futuro” y van a cambiar el mundo (Tony WagnerCreating innovators: The making of young people who will change the worldScribner, a division of Simon & Schuster (2012)), mal que les pese a ellos y a los adultos pues es ley de vida. Invertir en ellos y en su educación se convierte entonces en un imperativo inexcusable de cualquier  sociedad que se precie. Lo propio del nuevo paradigma lo encontramos sin embargo en el debate educativo propio del siglo XVIII entre Locke y Rousseau: si para el inglés a los niños hay que enseñarles como adultos, para el ginebrino se trata de respetar la edad en la que están, pues “la naturaleza quiere que los niños sean niños antes de ser hombres”. Se trata entonces de saber “sintonizar” correctamente la etapa vital en que se encuentran. Y a ello se orienta el informe EL NUEVO PARADIGMA DE LA ADOLESCENCIA del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de 2015Para empezar, la adolescencia no es una edad biológica, como la pubertad, sino una creación cultural a partir de factores biológicos. Este es el punto de partida de un “nuevo paradigma de la adolescencia”, cuyos principales rasgos serían:

a.- que la adolescencia tiene como función biológica y social el aprendizaje, y así lo muestran los cambios cerebrales durante esta etapa que abren un inmenso abanico de posibilidades. Según Eric Jensen (Teaching with the brain in mind. Alexandria, VA: Association of Supervision and Curriculum Development, 1998) uno de los diez mayores descubrimientos sobre el cerebro de los últimos años es que

la conducta de los adolescentes (teenage behavior) responde no solo a los cambios hormonales, sino sobre todo a rápidos y masivos cambios ocurridos en la reorganización sináptica

Reorganización que provoca, entre otras cosas, el cambio de equilibrio entre los sistemas cerebrales implicados en la emoción y la regulación de las emociones, el aumento de la búsqueda de novedades, la asunción de riesgos y el interés por las relaciones con los iguales.

Los estudios con resonancia magnética funcional muestran tres cambios importantes:

1.- Las neuronas, sus conexiones y los receptores para neurotransmisores decrecen durante la adolescencia.

2.- Aumenta la conectividad (la relación entre diferentes partes del cerebro que se activan simultáneamente durante una tarea) entre regiones del cerebro al aumentar la materia blanca y la mielinización.

3.- El balance entre los sistemas ejecutivo y límbico cambia: aumenta la actividad frontal frente a la actividad límbica a lo largo de la infancia y la adolescencia. Pero aunque la respuesta a la recompensa en el núcleo accumbens es similar en los adolescentes que en los adultos, la actividad en el córtex orbitofrontal en el adolescente (implicado en la motivación) es similar a la del niño.

b.- que esas posibilidades requieren que aumentemos nuestras expectativas (más confianza y más exigencia) sobre la adolescencia, como así se desprende de los estudios de Peter L. Benson (Youth Development, Developmental Assets, and Public Policy. En Richard M. Lerner y Laurence Steinberg (Eds.) Handbook of Adolescent Psychology. Nueva Jersey: John Wiley & Sons, 2004), uno de los promotores del movimiento de “educación positiva para los jóvenes con su concepto de “recursos evolutivos” orientado a dar a los jóvenes funciones útiles en la comunidad y fomentar el servicio a los demás.

c.- que la tarea educativa debe orientarse a fomentar el talento adolescente, es decir, relativo a las tareas evolutivas de esta edad. “Talento” es el buen uso de la inteligencia para elegir bien las metas, movilizar los conocimientos, las emociones y las destrezas ejecutivas necesarias para alcanzarlas, y, al hacerlo, ampliar las propias posibilidades. En cada momento, el talento es así la mejor manera de realizar las “tareas evolutivas” de esa edad. Se señala que faltan estudios sobre las destrezas que definen ese talento adolescente.

d.- que los programas para fomentar este talento deben basarse en el empoderamiento: fomento y asunción de la autonomía. Pues la principal tarea evolutiva del adolescente es hacerse cargo de su propia vida, aprender a ser autónomo y establecer su propia identidad y sus nuevos roles sociales. La educación debe así  tener una función empoderante y emancipatoria sin que esa independencia se convierta en autosuficiencia egocéntrica, para lo cual es preciso establecer vinculaciones sociales, afectivas, políticas y éticas.

La idea central de este cambio de paradigma es que la Educación debe centrarse en el niño fomentando el aprendizaje independiente (Smith Harvey, V. y Chickie-Wolfe, L.AFostering independent Learning. Practical strategies to promote student success. Nueva York: The Guilford Press, 2007) en torno a la llamada  student voice, la voz del estudiante (metáfora para indicar el compromiso y la participación del estudiante en materias que afectan al aprendizaje). Pues cuando los alumnos se implican crece la motivación y la perseverancia, por lo que resulta un aprendizaje más profundo. Debemos sin embargo cambiar el concepto de alumno y de docente, pues solo se enseña realmente cuando alguien está aprendiendo. Pero cómo fomentar la autodeterminación y participación sin poner en jaque al currículo?:

1.- Haciendo que toda la escuela adopte esta perspectiva.
2.- Fomentando la relación recíproca entre profesores y alumnos. Los profesores son guías. Los docentes tienen que saber encontrar un equilibrio entre la voz del estudiante y la suya.
3.- Explorando una actitud (mindset) pedagógica. Desarrollar una pedagogía del escuchar, desarrollar una documentación pedagógica, desarrollar una pedagogía de la investigación.
4.- Co-creando un entorno de aprendizaje interactivo de los alumnos, que deben:

HACER: participando en los temas que les interesan, contribuyendo a su entorno de aprendizaje
SENTIR: mediante la autonomía, el respeto, la pertenencia, motivación y conexión con el entorno.
SER: dirigiendo su propio aprendizaje por medio de la autorregulación, curiosidad, ciudadanía activa, compromiso).
(Ontario Department of Education, 2013).

Se trata por tanto del llamado empoderamiento (empowerment, concepto creado en los Estados Unidos en la década de los años setenta como respuesta crítica a la ineficacia de una política que favorecía instituciones y olvidaba a las personas). Y con él nos referimos al  fomento de  la conciencia de que uno es el actor de su propio desarrollo, que debe dirigir sus aprendizajes, elegir sus metas, desarrollar su autonomía, diseñar su talento. El concepto de “empoderamiento” aplicado en educación proviene de Paulo Freire, que aunque en sus escritos nunca empleó tal término, sí se aproximó con los de concienciación y de emancipación en relación a la capacidad de disponer de los propios recursos psicológicos y de la información necesaria para llevar una vida autónoma. “Debemos fomentar que los adolescentes adquieran las fortalezas que les hagan poderosos”, para lo cual “La autodisciplina es lo que nos da poder” – Self Discipline is Empowering.  Según Angela Lee Duckworth

El bajo rendimiento de la juventud estadounidense suele achacarse a la ineptitud de los maestros, a los libros de texto aburridos y al número elevado de alumnos por clase. Nosotros sugerimos otro motivo por el que los estudiantes no alcanzan su potencial intelectual: la falta del ejercicio de la autodisciplina. Creemos que a muchos jóvenes estadounidenses les cuesta tomar decisiones que exijan sacrificar el placer a corto plazo por el beneficio a largo plazo, y que los programas que fomenten la autodisciplina pueden ser la vía para aumentar el rendimiento académico

(Duckworth, A.L., & Seligman, M. (2005). Self-discipline outdoes IQ predicting academic performance in adolescentsPsychological Science, 16, 939-944)

Como ejemplo de un intento de llevar esto a la práctica tenemos el proyecto Students at the Center de la Fundación “Jobs for the Future”. Se trata de asumir la idea de que los adolescentes pueden, en cierto sentido, construir su adolescencia, todo ello conectado con la resiliencia, coping proactivo y educación basada en fortalezas.

Las corrientes pedagógicas no están siendo ajenas a estas ideas y así se muestra con la idea de “Nuevas pedagogías para el aprendizaje en profundidad” (deep learning) de Michael Fullan (Stratosphere: Integrating Technology, Pedagogy and Change Knowledge, Pearson Canada, 2012). Se trata de renovar nuestros objetivos para la Educación y el aprendizaje, incluyendo “las habilidades que preparen a los alumnos para ser solucionadores creativos, conectados y colaborativos de problemas durante toda su vida y a ser personas sanas y felices que contribuyan al bien común en el mundo actual globalizado e interdependiente“.

Pero qué es el “Aprendizaje Profundo”? El proceso por el que un individuo es capaz de utilizar lo que ha aprendido en una situación y transferirlo a una nueva situación, lo que  conlleva interacciones con otros miembros de la comunidad y aprendizaje compartido en muchas ocasiones. Incluye conocimientos del dominio, y conocimientos del cómo, por qué y cuándo aplicar este conocimiento para responder a cuestiones y resolver problemas (lo que se llaman destrezas). Estos conocimientos y destrezas en conjunto son las llamadas “competencias del siglo XXI” (J.W. Pellegrino and M.L. Hilton, National Research Council. Education for Life and Work: Developing Transferable Knowledge and Skills in the 21st Century, Washington, DC: The National Academies Press, 2012).

El profesional del siglo XXI será así para muchos un knowmad (un nómada del conocimiento), cuyas habilidades habrán de ser (Cobo Romaní, Cristóbal; Moravec, John W. (2011). Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación. Col·lecció Transmedia XXI. Laboratori de Mitjans Interactius / Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona. Barcelona):

1. No está limitado a una edad determinada
2. Creativo, innovador, colaborativo y motivado
3. Utiliza la información y genera conocimientos en diferentes contextos
4. Altamente inventivo, intuitivo, capaz de producir ideas
5. Capaz de crear sentido socialmente construido
6. No sólo busca acceder a la información, procura utilizarla abierta y libremente
7. Creador de redes, siempre conectando a personas, ideas, organizaciones, etc.
8. Capacidad para utilizar herramientas para resolver diferentes problemas
9. Alfabetizado digitalmente, comprende cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales
10. Competencia para resolver problemas desconocidos en contextos diferentes
11. Aprende a compartir (sin límites geográficos)
12. Es adaptable a diferentes contextos y entornos
13. Consciente del valor de liberar el acceso a la información
14. Atento a los contextos y a la adaptabilidad de la información
15. Capaz de desaprender rápidamente, sumando nuevas ideas
16. Competente para crear redes de conocimiento horizontales
17. Aprendizaje permanente y para toda la vida (formal-informal)
18. Experimenta constantemente TIC (colaborativas)
19. No teme el fracaso

Generalizando, tales habilidades en términos de Deep learning serían:

1. Educación del Carácter: honradez, autorregulación y responsabilidad, perseverancia, empatía por la contribución a la seguridad y beneficio de los demás, confianza en sí mismo, salud y bienestar personal, habilidades para la carrera y la vida.

2. Ciudadanía: conocimiento global, sensibilidad y respeto por otras culturas, participación activa en el tratamiento de las cuestiones de sostenibilidad humana y ambiental.

3. Comunicación: comunicarse oralmente, por escrito y con una variedad de herramientas digitales de manera eficaz; habilidades de escucha.

4. Pensamiento crítico y resolución de problemas: utilizar el pensamiento crítico para diseñar y gestionar proyectos, resolver problemas, tomar decisiones eficaces utilizando una variedad de herramientas y recursos digitales.

5. Colaboración: trabajar en equipo, aprender de y contribuir al aprendizaje de los demás, habilidades de redes sociales, empatía al trabajar con la diversidad de los demás.

6. La creatividad y la imaginación: emprendimiento económico y social, tener en cuenta y buscar nuevas ideas y liderazgo para la acción.

Junto a ello no se pueden olvidar las nuevas tecnologías e Internet y por esta razón están apareciendo formas de aprendizaje híbridas (Blended Learning, semipresencial, o Hybrid Learning, aprendizaje híbrido), pues mezclan las formas tradicionales de dar clase con el aprendizaje online. Tenemos:

1- el Rotation model, o modelo de rotación, con submodalidades como la Flipped Classroom o clase inversa;

2- el Flex Model;

3- el A La Carte model;

4- y el Enriched Virtual Model (modelo virtual enriquecido)

Precisamente las grandes multinacionales de la tecnología no se están quedando fuera de estos cambios e incluso contribuyen a su desarrollo, como es el caso de INTEL (2014) que forma parte del consorcio New Pedagogies for Deep Learning Global Partnership (Alianza Global para las Nuevas Pedagogías del Aprendizaje Profundo), IBM que ha desarrollado la solución Smarter Education en el contexto que llama de nuevo paradigma, el “Continuum Educativo”, para el que se requieren tecnologías abiertas centradas en el consumidor. De hecho, con la mira puesta en las destrezas del siglo XXI, CISCO, Intel y Microsoft se han asociado con la Universidad de Melbourne y la OCDE para lanzar ATC21S, una iniciativa global para desarrollar nuevos tests y estándares para estas destrezas, y Microsoft ha desarrollado el programa 21st Century Learning Design. Hablamos de “educación conectada” que debe cambiar la forma de aprender y enseñar por medio de nuevas estrategias que explora el Informe CISCO 2010.The Learning Society.

  • Benson, Peter L. Youth Development, Developmental Assets, and Public Policy. En Richard M. Lerner y Laurence Steinberg (Eds.) Handbook of Adolescent Psychology. Nueva Jersey: John Wiley & Sons, 2004
  • Cobo Romaní, Cristóbal; Moravec, John W. (2011). Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación. Col·lecció Transmedia XXI. Laboratori de Mitjans Interactius / Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona. Barcelona
  • Csikszentmihalyi, M. et al. (1997). Talented teenagers. The roots of success and failure. Cambridge, Ma: Cambridge University Press
  • Duckworth, A.L., & Seligman, M. (2005). Self-discipline outdoes IQ predicting academic performance in adolescents. Psychological Science, 16, 939-944
  • Fullan, Michael. Stratosphere: Integrating Technology, Pedagogy and Change Knowledge, Pearson Canada, 2012
  • Jensen, Eric. Teaching with the brain in mind. Alexandria, VA: Association of Supervision and Curriculum Development, 1998
  • Smith Harvey, V. y Chickie-Wolfe, L.A, Fostering independent Learning. Practical strategies to promote student success. Nueva York: The Guilford Press, 2007
  • WagnerTonyCreating innovators: The making of young people who will change the worldScribner, a division of Simon & Schuster (2012)

2 comentarios en “Empoderamiento, aprendizaje profundo y knowmadismo: el cambio de paradigma en la adolescencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s