Pedagogía de la curación de contenidos: del buen curar al storify. Consejos.

Estándar

Buckminster Fuller introdujo la idea del “Knowledge Doubling Curve”, significando que hasta 1900 el conocimiento humano parecía aumentar el doble cada centuria. Su cálculo se ha quedado sin embargo corto tras la explosión de Internet después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se estimó que el tiempo requerido para doblar lo que sabemos había bajado a 25 años. Hoy en día se considera que ese tiempo es distinto para cada campo del saber: en nanotecnología se estima que se dobla cada 2 años y en medicina cada 18 meses. Y ha sido IBM la que ha establecido que con el Internet de las cosas (IoT) se doblará en general cada 12 horas. El intelectual que ha tematizado estas predicciones de forma más extrema es Ray Kurzweil, quien habla de la llamada singularidad (2005, The Singularity is Near: When Humans Transcend Biology, New York, Penguin), el momento en que el conocimiento y la tecnología progresarán tan rápido que la propia naturaleza humana y nuestro modo de vivir se verán afectados radical e irreversiblemente.

Esta cantidad ingente de información nos está obligando a cambiar la manera de moverse por Internet. Dice Jenkins en Confronting the Challenges of Participatory Culture: Media Education for the 21st Century (2009, A Report for the MacArthur Foundation. Boston: MIT Press):

Participatory culture is emerging as the culture absorbs and responds to the explosion of new media technologies that make it possible for average consumers to archive, annotate, appropriate, and recirculate media content in powerful new ways. A focus on expanding access to new technologies carries us only so far if we do not also foster the skills and cultural knowledge necessary to deploy those tools toward our own ends

En Convergence Culture: Where Old and New Media Collide (2006, New York: NYU Press), Jenkins estableció a su vez una lista de competencias clave relativas a esa cultura de la participación y orientadas a la recirculación de la informacion: play, performance, simulation, appropriation, multitasking, distributed cognition, collective intelligence, judgment, transmedia navigation, networking, and negotiation, que convergen en la habilidad que se llama de curación:

  • Juego: Capacidad para experimentar  con el entorno como manera de resolver problemas
  • Rendimiento: Capacidad de adoptar alternativas para mejorar
  • Simulación: Capacidad de construir modelos dinámicos de procesos del mundo real
  • Apropiación:  Capacidad de mostrar y reelaborar significativamente el contenido medial
  • Multitarea:  Capacidad para barrer el entorno mediático y saber apreciar los detalles significativos
  • Cognición distribuida: Capacidad para interactuar significativamente con herramientas que expandan nuestras capacidades mentales
  • Inteligencia Colectiva: Capacidad para compartir y reelaborar conjuntamente el conocimiento
  • Juicio: Capacidad para evaluar la credibilidad y validez de diferentes fuentes de información
  • Navegación Transmedia: Capacidad para seguir el flujo de las historias y de la información a través de múltiples plataformas y modalidades
  • Networking: Capacidad para buscar, sintetizar y diseminar la información
  • Negociación: Capacidad para moverse por distintas comunidades, discerniendo y respetando sus múltiples perspectivas con el objetivo de asumir y aprender a seguir normas alternativas

, del Blog Formation 3.0hace un análisis muy crítico e interesante sobre la manera en que estas competencias están siendo falseadas y traicionadas en un uso de la curación que empieza a ser vacío. Recordemos lo que debería ser obvio: la curación es tan vieja como los museos a pesar de su revival por el uso creciente de Internet. Es un palabra latina que significa “hacerse cargo de“. Es el arte del curator: habitualmente relacionado con los expertos en artes y organizadores de exposiciones en museos, el curador es, en general, la persona que:

  1. fija el tema de una exposición
  2. selecciona las obras que merecen ser expuestas
  3. las contextualiza relacionándolas entre sí y con el autor, época, etc…
  4. las comparte con el público sacándolas a escena

La curación digital es lo mismo !

Demasiados artículos sobre la curación que no hablan más que de herramientas, plataformas, del aspecto puramente técnico. Pero lo esencial de la curación se encuentra en otro sitio: en la estrategia, cuya articulación ha de ser:

  1. fija el tema que te interesa
  2. selecciona las informaciones que valen la pena de ser vistas o leídas
  3. contextualiza añadiendo tu punto de vista y adjuntando enlaces a otros recursos
  4. compártelas públicamente dándoles forma 

Por tanto la curación no equivale a compartir trucos como si fueran curiosidades para atraer visitantes. Si hacemos eso mantenemos el demasiado ruido que ya hay en internet y que ahoga (brouhaha) lo realmente interesante. Cinco consejos para curar:

curacion11- selecciona una o dos palabras clave por tópico y dedícales el 99% de la curación. El 1% restante déjalo al azar y la sorpresa humana, pero no más.

2- evita absolutamente clicar automáticamente sobre todo aquello que deviene: se trata de orientar la información pertinente y bien escrita, organizada y presentada más allá de lo superficial y rápido: buscamos calidad.

3- asimila la información antes de compartirla. Si tú no lo haces, por qué crees que lo harán los demás?

4- contextualiza, comenta, añade valor. No compartas información en bruto: comenta su idea principal, su importancia, su valor, añade otros recursos. Lo que importa no es lo que compartes sin más sino cómo lo haces: ahí reside el valor de la curación. De otro modo harías mejor en ser un agregador RSS.

5- tómate tu tiempo, la curación es difícil. Al final, es lo que cuenta como perla informativa en el flujo superficial en que se convierte internet.

Quizás haría falta un código ético/deontológico como el que se aplica al ejercicio propiamente dicho de la curación en el arte (A Code of Ethics for Curators, 1983, The Curators Committee of the American Association of Museums), o un manifiesto igualmente deontológico sobre el oficio del curador de contenidos en Internet.

Pensando en la educación la situación nos lleva a asumir que son necesarias nuevas pedagogías orientadas a la curación de contenidos, que Paul Mihailidis y James N Cohen analizan en Exploring Curation as a Core Competency in Digital and Media Literacy Education (Journal of Interactive Media in Education 2013(1):2) resaltando tres contextos a tener en cuenta:

1- La curación como una nueva manera de organizar los media 

2- como valor añadido

Twitter fue el primer medio social en orientarse a esta finalidad, a lo que se añadió la implementación de las listas como medio de “curar” seguidores.

3- Como alfabetización digital 

Pues en el fondo la curación tiene que ver con resolver problemas, buscar, seleccionar, procesar y presentar personalizadamente la información, con el añadido de la responsabilidad intrínseca a todo ello en relación a la parcialidad y la objetividad, y al respeto de los valores diferentes.

Si la curación se va a convertir en la competencia digital nuclear debemos entonces implementarla de la mejor manera posible en el aula. Una manera de ello es mediante StorifyLanzada en 2011, es una plataforma online que ayuda a los usuarios a crear historias curando la información de los medios sociales. Sus puntos clave son:

#1 – Donde el top down y el bottom up se encuentran

Se trata de contar la historia de algo en particular de la forma más acurada que se pueda ensamblando tantas fuentes como sea posible, puntos de vista y perspectivas. Los estudiantes deben esforzarse en definir y construir bien las historias además de comprometerse con su propia opinión. El estudiante participa activamente y se implica.

#2 – Integrando medios, mensajes y plataformas

Videos, imágenes, fuentes escritas, hay que incentivar el buen uso de todo ello dando criterios de calidad y articulación. Competencias digitales en todos los aspectos.

credibi#3 – Fuentes, voces y credibilidad 

Crear una historia contribuye a la reflexión crítica sobre la credibilidad de las fuentes al obligar a los estudiantes a justificar sus (s)elecciones, lo que contribuye al aprendizaje significativo de manera que sepan discriminar lo que es subjetivo de lo que no.

#4 – Parcialidad, sesgo y perspectiva 

Los estudiantes aprender a contextualizar las opiniones sesgadas y a utilizarlas como un elemento más a la hora de comprender el problema y la manera en que los agentes de esa cuestión interactúan entre sí. Es decir, se trata de captar los puntos principales del debate y de qué manera cada grupo oponente lo sesga desde sus propios valores.

#5 – Valorando la diversidad 

Diversidad de opiniones, fuentes y de medios, que contribuye al empoderamiento del alumno a la hora de manejar la información.

#6 – Empoderando valores y voces cívicas

La curación contribuye a ello por medio de la responsabilidad a la hora de compartir fuentes y enlaces de cara a la calidad de la información online, al tiempo que se refuerza el sentimiento de implicación en lo que se está contando.

Gracias a @jhergony tenemos esta presentación sobre el content curator aunque de un modo general.

6 comentarios en “Pedagogía de la curación de contenidos: del buen curar al storify. Consejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s